Dieta antiinflamatoria

La dieta antiinflamatoria está en boca de todos, pero… ¿realmente existe?

En este post te aclararemos los siguientes aspectos:

  1. ¿Qué es una inflamación o un proceso inflamatorio?
  2. ¿Cuándo una inflamación es un problema?
  3. La dieta antiinflamatoria
  4. Dieta antiinflamatoria, ¿hay alimentos prohibidos?
  5. ¿Cómo o qué es la dieta antiinflamatoria?
  6. Conclusiones

Antes de pasar a concretar más sobre todo esto, es necesario que entendamos qué es la inflamación, qué es un proceso inflamatorio que se da a nivel orgánico.

1. ¿Qué es una inflamación o un proceso inflamatorio?

Una inflamación o un proceso inflamatorio que se da en el cuerpo es una respuesta corporal temporal del sistema inmunológico ante una lesión.

Por ejemplo si te haces una herida en el brazo, la parte herida se inflama, pero gracias a los procesos que se dan a nivel inmunológico, se resuelve y termina por desinflamarse.

dieta antiinflamatoria para solucionar la inflamación orgánica

Se trata de una cascada de reacciones que se producen para paliar una situación concreta.

2. ¿Cuándo una inflamación es un problema?

Esta inflamación puede suponer un problema cuando en vez de una situación aguda, se vuelve crónica o no termina de resolverse. En este caso, deja de ser una respuesta positiva y comienza a convertirse en un problema, algo negativo.

¿Este tipo de situaciones se pueden abordar o tratar mediante la dieta? ¿Es decir, llevar esa dieta denominada como antiinflamatoria puede solucionar la situación?

Dieta antiinflamatoria

3. La dieta antiinflamatoria

Esta creencia de que existe un tipo de dieta que desinflama viene de la “itis diet”, que se refiere a un tipo de dieta que existió, basada en la dieta mediterránea.

La realidad es que esta dieta no difiere demasiado de la dieta que hoy en día difundimos las profesionales de la nutrición como la dieta o alimentación saludable o nutritiva. Te proponemos un ejemplo en este menú semanal rico en omega 3.

4. Dieta antiinflamatoria: ¿hay alimentos prohibidos?

Aunque se predique lo contrario, la dieta antiinflamatoria (que no existe) no es una dieta exenta de harinas, carne o cualquier alimento o grupo de alimentos que podamos escuchar o leer en cualquier sitio.

Se trata de una dieta en la que se tienen en cuenta ciertos micronutrientes que tienen capacidad de modular la desinflamación natural del cuerpo u otros que pueden estar promoviendo o favoreciendo esa inflamación.

Teniendo en cuenta que la inflamación es una cascada de reacciones, si estamos consumiendo aquellos micronutrientes que generan que esta cascada esté continuamente funcionando, no se dará la desinflamación natural que se suele producir en los procesos agudos.

Así, los alimentos que favorecen esa inflamación son:

  • Azúcares
  • Alimentos procesados
  • Grasas trans

Igualmente, si no consumimos aquellos micronutrientes que pueden, de alguna manera, parar esta cascada de reacciones, la inflamación se mantendrá.

5. ¿Cómo o qué es la dieta antiinflamatoria?

No hay, no existe una dieta antiinflamatoria que sirva para todo el mundo como tal. Habrá que conocer cómo es el patrón dietético de la persona que está sufriendo esa inflamación para saber qué tipo de alimentación es la que puede venirle bien.

Sabemos que los alimentos ultraprocesados, carnes procesadas… contienen sustancias que promueven que esa inflamación orgánica se mantenga. Igualmente, si una persona que es celíaca o que tiene sensibilidad al gluten consume gluten, esa inflamación empeorará en su caso (esto no quiere decir que comer gluten sea inflamatorio para todo el mundo).

cascada de reacciones en un proceso antiinflamatorio

Asimismo, cuando una persona se encuentra en un estado no inflamatorio pero tiene carencia de vitamina D y omega 3, en cualquier momento en el que haya cierto grado de inflamación en el organismo, le costará darle la vuelta y desinflamarse.

En este caso el motivo no sería estar consumiendo alimentos proinflamatorios, sino todo lo contrario. Es decir, no estar consumiendo aquellas sustancias que pueden ayudar a desinflamar.

Por todo ello, es necesario individualizar la estrategia nutricional o dieta. Tenemos que conocer a la persona que tenemos enfrente y cuáles son sus hábitos alimentarios para saber:

  • Qué alimentos proinflamatorios le conviene reducir de su dieta
  • Qué alimentos que favorecen la desinflamación natural del organismo no está consumiendo y le conviene aumentar.

6. Conclusiones

Por lo tanto, quédate con la idea de que la inflamación per se es algo positivo, que el problema es que esa inflamación de mantenga de manera crónica.

Por otro lado, que es mejor pensar en qué alimentos te conviene incluir en tu alimentación en vez de pensar en cuales te conviene eliminar. El proceso será mucho más agradable de esa manera.

Y, por último, que no te dejes engañar por lo que puedas escuchar sobre la dieta inflamatoria o dieta antiinflamatoria, ya que no existen como tal.

Habrá que ver en cada caso qué es lo que puede estar favoreciendo esa inflamación y qué es lo que falta para que se de la desinflamación en la dieta de la persona.

Elik Euskadi Irratiako Baipasa saioan hitz egin zuen honetaz, nahi izanez gero, hemen duzu programa guztia.